José López Elera: agricultor en las buenas y en las malas 

José López Elera se ha dedicado toda su vida a la agricultura. En sus años más productivos, llegó a ser socio de una empresa exportadora a la que le vendía el mango que cosechaba en su chacra.  Lejos de desperdiciar su dinero, José decidió invertir en mejorar su negocio, llegando a contar con seis hectáreas de cultivo en la localidad de La Encantada, ubicada en el distrito de Chulucanas, provincia de Morropón, en la región Piura. José vive hasta hoy en La Encantada, junto a su esposa, sus dos hijos y su pequeña nieta. 

Hasta hace poco tiempo José y su familia vivían en paz. “Yo cosechaba mango, limón, palta, cacao y maracuyá”, nos dice José. “La chacra me daba para comer, no necesitaba trabajar. Podía alimentar a toda mi familia con lo que me daba mi tierra”. Todo cambió a raíz de las lluvias ocasionadas por el Fenómeno El Niño Costero ocurridas a inicios de año en el Perú, que tuvieron en Piura a una de sus áreas más golpeadas. “La agricultura se ha paralizado en La Encantada”, cuenta José. Con las constantes lluvias ha aparecido una plaga de ácaros que ha perjudicado fuertemente a la tierra. “Eso hace que no crezca el limón, por ejemplo. No cuaja y no florece. Y si florece, la plaga lo tumba”, señala José.   

El principio del fin
José es uno de los miles de damnificados que ha dejado El Niño Costero en el Perú. Y lleva tatuada en la mirada toda la angustia que significó perderlo todo. “Las lluvias fueron muy fuertes, y poco a poco todo se empezó a derrumbar”, relata José. “La fecha más triste fue el 26 de marzo. Recuerdo que empezó a llover desde el 25 a las 4 de la tarde y no paró hasta el otro día. Como el agua estaba subiendo, yo me fui el 25 de mi casa y subí rumbo a la casa de uno de mis hijos que queda más arriba, a pasar la noche ahí. Al día siguiente, me disponía a regresar a mi casa, pensando que todo se habría calmado. Y cuando estaba por llegar, una vecina me grita que se había salido el río. Yo al principio no le creía, pensé que me estaba haciendo un chiste. Pero después noté que sí. En seguida les avisé a mis hijos y tampoco me creían. Nosotros pensábamos que con la anchura que tenía el río, que era de como 300 a 400 metros, el río no se podía salir. Pero se salió”. 
Las consecuencias fueron devastadoras para José: “Perdí mi casa y cuatro de mis seis hectáreas quedaron destruidas. Además de un pozo que tenía en mi parcela”. 



Volver a empezar
Una vez ocurrida la inundación que dejó sin viviendas a más de 20 familias en La Encantada, el gobierno regional de Piura, en coordinación con INDECI, les proporcionó unas carpas para vivir. Y el alcalde del distrito les ofreció comida para 15 días. “Los días que estuvimos en la carpa fueron terribles”, confiesa José. “Un calor tremendo en el día, llegaba la lluvia y el agua se filtraba, porque las carpas no son impermeables. Teníamos que cubrirlas con plásticos, no teníamos agua para tomar ni asearnos, además de la proliferación de zancudos. A cada rato debíamos estar aireando la carpa porque el calor era insoportable”. 

José es uno de los 8350 beneficiarios del proyecto “Respuesta emergencia agua y saneamiento en Piura (Agua Segura)”, ejecutado por Soluciones Prácticas con el apoyo de la Fundación Poul Due Jensen. El apoyo recibido en el tema de agua y saneamiento, principalmente para combatir los focos infecciones en los hogares, que a raíz de las lluvias y desbordan, se encontraban con pisos empantanados y anegados;  ha permitido contribuir a acelerar el proceso de retorno a las viviendas en gente como José, que lo perdieron todo. 

Entre las acciones ejecutadas hasta el momento están las actividades de remoción de escombros contaminados, rehabilitación de ambientes habitables en las casas, nivelación y compactación de estos ambientes, desinfección y fumigación de viviendas, en coordinación con la Dirección Regional de Salud (DIRESA) y el apoyo técnico de la DIGESA (Dirección general de saneamiento) para el uso de insecticidas autorizados y cantidades adecuadas; así como de áreas e instituciones públicas. 



Del mismo modo, alrededor de 231 familias han recibido capacitaciones en el manejo de escombros y residuos sólidos; en el uso de indumentaria de seguridad personal; en el manejo, mantenimiento y control de moto fumigadoras y moto compactadoras de suelos; y en el rescate en caso de accidentes.    

“Gracias al apoyo de Soluciones Prácticas ahora estoy empezando los trabajos de reconstrucción de mi casa”, relata José. “Lo primero que estamos haciendo es el emparejamiento de los terrenos en los que vamos a reconstruir nuestras viviendas. Pero también hemos recibido capacitaciones de primeros auxilios y prevención de desastres, sobre todo como las que hemos vivido recientemente, como las inundaciones y lluvias, pero también sobre incendios o de un posible sismo”. 

Muchos habitantes de La Encantada, como José, no tienen cómo costear los materiales de construcción, pero el primer paso dado les da un brío de optimismo. “Mi esperanza para poder por fin reconstruir mi casa está puesta, como siempre, en mi agricultura. Específicamente en el mango. Cuando venga la temporada de mango espero cosechar y vender, para poder ir comprando ladrillo por ladrillo, hasta completar mi vivienda. Octubre y noviembre serán los meses más importantes para empezar a resurgir poco a poco”. 

Escrito por Gabriel Reaño para Soluciones Prácticas

 
 
11/08/2017
Fundación Poul Due Jensen 
Nuestros Portales Especializados
NUESTRAS OFICINAS

Cajamarca

Cusco

San Martín

SOLUCIONES PRÁCTICAS BOLIVIA

Dirección: Calle Presbítero Medina 2922

y Romecín Campos - Sopocachi

La Paz, Bolivia

Teléfono: (591 2) 2119345 / 2910761

http://www.solucionespracticas.org.bo

PRACTICAL ACTION

The Schumacher Centre,

Bourton on Dunsmore,

Rugby, CV23 9QZ, UK

Reg Charity No 247257

+44 (0) 1926 634400

practicalaction@practicalaction.org.uk

Soluciones Prácticas

Av. Arequipa 4499, Miraflores, Lima

Lima 18 - PERÚ

Teléfonos: (511) 4412950

info@solucionespracticas.org.pe

2008 - 2013 Soluciones Prácticas. Todos los Derechos Reservados | Mapa de Sitio | Suscribete al Botelín | Contáctenos